Bienvenido al foro de AnimeClubCR, si eres un AniMember te invitamos a loguearte o bien si aún no formas parte de nuestra comunidad y deseas hacerlo, puedes registrarte y formar parte de ella.

Gracias por visitarnos!!
[/center]
Diciembre 2016
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031 

Calendario Calendario


No estás conectado. Conéctate o registrate

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1 Capitulos inconclusos el Sáb 12 Abr 2008, 5:22 pm

Fallen


総隊長 Taicho Roku
総隊長  Taicho Roku
Spoiler:
Esto es una pequeña historia que escribia con mi exnovia, se trataba de un grupo de jovenes que conforman una banda y con el tiempo van muriendo. La protagonista que queda con vida es la que va develando todo el marco de trasfondo. Este es un paraje que ilustra sus pesadillas.



Dormir en las profundas
sombras es como eludir a la muerte en vida; un descanso pacífico para una mente
en caos. Al menos, así lo es hasta que la perpetua oscuridad se perturba por la
lucidez de la realidad a la media noche cuando el sueño es más profundo y tal
vez recuerdes sus versos como una metáfora de locura sin sentido. Diríamos que
es normal entre el rango de normalidad, muchas veces ni me acuerdo, otras no me
importa pero la lucidez de mis pesadillas hacen sentir la noche en día y la
inconciencia en realidad. Sin embargo, tener un mal sueño no es raro, pero el
mimo sueño todos los días te quita la calma y cuando cada noche se vuelve peor
su terror, te quita el placer del descanso y ahora le tengo miedo a dormir y
creo que mi cuerpo ya está notando la fatiga.



Como toda oda de destrucción,
empieza con la quietud. A mí me toca en un escenario montañoso, cerca de un
escabroso precipicio, donde aparecen 2 espectros que se entregan al suicidio,
cayendo por separado, tratando de abrazarse en la caída.



Algo que me tiene confundida
es que ella me parece conocida, a pesar de que ambos son extraños. Al principio
me acostumbré a ver dicha escena pero llegó un punto en que ya estaba sintiendo
como si fuese parte de ella. Lo curioso es que siempre veía la caída, pero
nunca sentía el impacto, pese que él siempre se precipitaba y yo no. Aun así,
el sueño seguía... me daba una sensación fría turbia, como estar perdida en la
niebla. Los escalofríos eran los que normalmente me despertaban, hasta que me
acostumbré al sentimiento de soledad (como si no fuese nueva para mí) y en la
insensible contemplación, me llenaba de arrepentimientos por todo lo que ha
pasado en mi vida.



Después, cada vez que soñaba,
de la niebla aparecían plumas blancas de gran tamaño, lo que me hizo pensar que
estaba en el rincón del cielo que conecta con el límpido infierno blanco, como
una gélida tundra.



Más tarde, a la distancia se
veía una perturbadora mancha negra que se venía acercando con gran velocidad
hacia mí. A su paso, se desenhebraba agitadamente, precipitándose, sin dejarme
escape alguno, para darme cuenta que era la cabellera larga y oscura de una
mujer con un vestido blanco, largo y desgarrado.



Al principio me tranquilicé
un poco[1]porque
ella caía casi inmóvil, como inerte, pero cuando alcancé a ver su rostro,
oculto por la cinética de su pelo alborotado que no mostraba expresión, logré
ver que además de su pelo, se veían letras escarlatas grabadas en su pálida
piel mutilada, manchada de una quebradiza palidez incolora. Así, cuando abrió sus
ojos y extendió la mano de golpe, la impresión me despertó aterrada, sudando
frío... No volví a conciliar el sueño en tres días porque, incluso dormitante,
veía dicha aparición que me hizo desmayar varias veces...



Ese fue mi boleto al
psiquiatra, ya hasta mi madre me creía loca, pero ella nunca entendería...



Aún así el doctor Seveth fue
el único que me comprendía y me ayudó a enfrentar mis miedos para tratar de
entender el origen de mis pesadillas que, según me dijo, no me parecían
propias. Así que traté de enfrentarme a mi musa diabólica...



Y así fue, llegué al clímax
de mi pesadilla para comunicarme con dicha alma en pena y ésta me dio un breve
abrazo, tan frío como un cadáver congelado. Por un momento creí que quería
robar la tibieza de mi cuerpo pero, al ver la profundidad de sus ojos, me di
cuenta que no había maldad en ellos, mas estaban llenos de una tristeza y
soledad que se parecía mucho a la mía.



Recuerdo haber tenido varios
sueños en los que solo la veía a los ojos, como comunicando en susurros
silenciosos nuestros pesares que nos traerían melancolía. Al tiempo empecé a
hablarle y ella me respondía a veces con incoherencias pero pude descifrar de
sus ideas su triste historia:



Al parecer, a ella siempre le
atrajo la magia en tiempos de intolerancia, lo que le costó recriminaciones,
rechazos sociales y familiares; así que ella creció con su soledad, al igual
que yo. Lo único que llegó a apreciar fue su magia y sus pocos verdaderos
amigos, de los cuales repetía sus nombres con gran admiración. Uno de ellos fue
el de mi bisabuela... Yo nunca la conocí, pero mi abuela me había enseñado
fotos de ella cuando vivía, lo cual me hizo pensar que ella era un fantasma del
pasado olvidado en la historia aparentemente inexistente, por lo que me dio
curiosidad de llegar a conocerla.



Al parecer, por sus
diferencias familiares, fue comprometida con un tipo de “buena familia”, sin
escrúpulos y manipulador. Al mismo tiempo, se enamoró de un joven de origen
humilde, atrayente por su personalidad.



Ya sé que suena muy tele
novelesco pero, aún así las telenovelas tienen un final feliz, o al menos las
tragedias tienen una moraleja. Sin embargo, ésta solo tiene tristeza, porque
cuando ella trató de evadir su compromiso fue reprochada por su familia,
torturada por miradas indiferentes y acosada por su prometido (aunque aún no
estoy segura, creo que hasta en el ámbito sexual). Por lo tanto, se refugió en
sus amigos, su amor y su magia, esta última como su única herramienta, la
aplicó para pedir por su buen augurio en un extraño ritual. Lo estuve
estudiando y aparenta tener muchas bases en diferentes tipos de magia blanca,
provenientes de varias culturas, pero que conservan una unidad conceptual
impresionante. Aun así, algo le salió mal y desde entonces dice que una sombra
la hostiga, y de ahí en adelante todo le salió peor. Al tratar de encubrir la
relación que tenia con su novio, sus amigos fueron víctimas de un
“desafortunado” accidente, el cual achaca a su prometido, que fue absuelto por
falta de pruebas. Y así su existencia fue vaciada porque perdió su honra, su
familia y su amor le era prohibido; así que hizo lo único que sabe hacer: su
magia.









Poema
de Tyra, falling in love, armas tomar.

2 Re: Capitulos inconclusos el Sáb 12 Abr 2008, 5:23 pm

Fallen


総隊長 Taicho Roku
総隊長  Taicho Roku
Hizo un extraño ritual que
tiene que ver con una fecha dorada y una retribución de muerte inmortal para
salvar la vida de sus amigos... Así, acepto el suicidio pero, irónicamente,
arrastró también con la vida de la persona que ella amaba. Así es como ella
cree que obtuvo los versos escarlata en su sensible y torturado cuerpo.



Fue entonces cuando me pidió
que se lo leyera, porque ella no alcanza a ver todo lo que escapa a su vista,
entonces desnudé su cuerpo y le leí el siguiente poema:



Tus deseos se están cumpliendo


Pero esta felicidad te está matando, acercándote a la
locura.



Tu refugio estará en mis brazos,


Cayendo enamorada.


Así te podrás liberar, amor mío


Porque al igual que nosotros,


El sol resplandece tan brillante,


sonriéndome como el cielo bajo la tierra.


Tienes la sonrisa de un ángel


sin el consentimiento de Dios


con una mirada tan fatal y tan fría que produce dolor


como un infarto a cada instante,


esperando por un llamado


que demande el corazón


donde se está gestando el forcejeo del alma


aguardando que venga el dulce amor con los brazos abiertos.


Yo no había soñado en enamorarme de alguien como tú


Pero quiero, aun así, enamorarme de ti


Así como nadie ama a alguien para caer en el amor


Apañado en tus brazos, cerca de ti.


Estoy tan enamorado de ti


Y eso me está rompiendo el corazón.


Todo lo que deseo eres tú...


Te necesito para tomarte entre mis brazos,


Como cuando el amor y la muerte se abrazan.


Así que, quédate conmigo y aprenderé a amarte.


Siempre he esperado por ti.


Toda mi vida he llorado y he muero por ti, amor mío


Porque no quiero perderte,


Dado que en la dicha y en la muerte,


mi hogar está en tus brazos


Mientras vamos fantaseando en la caída.


Hemos sido bendecidos,


Pero no hay cura para el dolor.


Como ahora, con las heridas dispuestas a la
penitencia,



Perdidos profundamente en el sufrimiento divino


Porque en tu dulce tormento estoy dispuesto.


Yo sé que mi iglesia ha cerrado las puertas ante mi
alma,



Comprometido a la desolación donde ni el cielo puede
ayudarnos



Por lo que no hay refugio para el sufrimiento


Y las plegarias no parecen servir


Porque no hay pecados que purgar.


El tiempo, así, está quebrando la sal en nuestras heridas


Y no sabemos cómo parar.


Aunque teniendo un profundo miedo,


Esperaremos a que la guerra lo termine todo


En un mundo tan vacío que destruyó nuestros corazones


Que arden brillantemente.


Pero no desvanecerá más allá de las profundas sombras


Porque algo sagrado nunca falla,


La cosa sacramental que yo deseo tanto,


Porque mi sacramento eres tú.


Ahora siento tu pena tan lejos de
aquí.



Tocas mi cara


Sin saber el tormento que me borras


No tienes idea del peso que me quitas.


Yo toco tu rostro y me sonríes


Como un ángel caído de un sueño.


Esa sonrisa tuya...


Lo más tierno de este mundo,


Donde sólo una sonrisa y caigo


Porque eres tan hermosa.


Oigo tus sollozos,


Donde sólo una mirada en tus ojos y estoy llorando,


Adorando el hechizo de tu retina


Y siento tus caricias...


Tan cálidas y frías como el hierro,


Donde sólo una caricia y me prendes en fuego,


Esa caricia y me estoy derritiendo,


Ardiendo en fuego pasional al estar cerca de ti


Porque juntos estamos cayendo.


Desearía que tus labios fueran
rojos como el vino



Para degustar tu
lascivo sabor tan cerca de mí.



Tú besas mis
labios, llegando a los límites.



Un beso... lo más
dulce,



Sólo un beso y
estoy vivo,



Otro beso y estoy
listo para morir,



Adorando como se
te fuga la vida.



¡Qué bella eres!


Así que, ven, por
favor, con tu pecado de belleza.



Tus sentidos me
incitan hormigueos en la espalda.



Me derrito por
completo,



Amando tu piel tan
marcada en tus ojos azules



Porque eres tan
hermosa.



Hemos sido
esclavos de este mundo



Desde el momento
que nos tocamos



Y seguimos
suplicando más de esta resurrección.



Por eso, sé que
rendí mi cuerpo al tuyo,



Ansiando por algo
tan querido y tan profundo



Por la revelación
de la pasión que me haces sentir.



Donde tú estés yo pertenezco,


Y así te seguiré


Porque conmigo
nunca estarás sola.



Entonces, déjame
estar más cerca de ti



Aunque sea por
esta última vez,



Déjame para caer
en tus brazos



Porque si he de
morir antes de despertar



Quiero que seas tú
la que tome mi alma



Y, si despierto
antes de morir,



Bendíceme con un
beso



Para completar mi
asesinato espiritual



Más que insaciable
de oscuridad,



Con un fuego
imperdurable de brazas salvajes



Que alumbra a
varias millas su extinción,



Donde tú eres el
viento que apaga mi mortalidad,



Acarreando todos
los problemas que trato de olvidar



Pero nadie podía
salvarme más que tú.



Así que mira las cuencas de
mis ojos



Que corren secas,
sin lágrimas que derramar



Porque yo pase mi
lengua por el borde de tu cara



Y probé tus
lagrimas saladas



Por eso no hay
sentido para avergonzarnos



Dado que nuestras
lágrimas nos fueron arrebatadas.



Así sabrás que
llorar es sentir que estás vivo



Y hay tantos que
parecen llorar,



Como cuando los
ángeles lloran sangre,



Los insectos de la
desdicha florecen en dicho sentimiento,



En el corazón que
las personas corrompen



Porque ya ha
habido suficiente crueldad.



Pero, aún así no
quieres que nuestros corazones



Se abran
completamente al sentimiento del llanto infinito



Porque cuanto más
tenemos, más queremos de lo que llena nuestros corazones



Así que esto
siempre terminará en lágrimas muertas.



Yo sé lo que se siente estar
por tu propia cuenta en este mundo cruel



Donde los
corazones se convierten en piedra mientras estás llorando



Pero tú no estás
sola,



Sé que es difícil
respirar,



Que todo te sale
mal



No puedes soportar
el dolor y no sabes en qué creer.



Sé que es fácil
dejarse llevar,



Sé que tratas de
ser fuerte pero te sientes siempre sola,



Dejando de
intentarlo porque todo es en vano.



Sé lo fácil que es
dejarse caer para ver cómo pierdes el alma,



Y no hay rezo que
cure tu alma



Rindiéndote a la
desesperanza.



Pero el amor
detiene la debilidad del corazón.



Por eso, no te
rindas,



Con desconfianza
todo desaparecerá



Ya que ahora no
hay escape



Porque la
confianza está alerta y el amor congelado



Pero, por favor,
no dejes que se siga haciendo más frío



Y aunque el amor
es una llama que se puede extinguir, amor mío,



Nosotros no somos
los que debemos cargar con la culpa.



No cierres tu
corazón.



No me decepciones.


Es tan difícil creer que
nuestros corazones fueron hechos para estar rotos.



No puedes ver que
la belleza del amor es inconstante.



Pero, al menos,
deberías intentarlo.



Abre tus brazos y
enséñame el amor brillante



En nuestras
lágrimas de toda la esperanza que se nos fue en el amor



Perdida entre tus
manos.



Hay un gran peso en mis
hombros que es incargable



Y este tormento
parece ser eterno.



Estoy tan solo que
solamente puedo respirar



Ni puedo soportar
este dolor.



Pero no puedo
cerrar mi corazón



Porque no quiero
defraudarte.



No deseo la
vergüenza de todas las promesas hechas y sin cumplir,



Tratando de llegar
al fin de un sueño.



Los secretos que
lloran el final que traen,



Conozco ese
sentimiento



De todas las cosas
que quedaron por decir.



Es que ni aún así
pude entenderlo,



Porque las
promesas están hechas para romperse y olvidarse,



Son tan sólo
palabras dichas para destruir



Que son tan
innecesarias y tan triviales



Ya que sólo pueden
hacer daño



Que como violencia
rompen el silencio de nuestra pequeña existencia,



Que doloroso para
mí, me atraviesa con tus lágrimas frías



En tus ojos que se
vuelven más pálidos.



¿Es que acaso no
sientes que el frío de tu mano alcanza mi corazón?



Por eso he perdido
mucha fe en ti,



Porque no hay en
tus ojos, ni la siento en tus caricias, ni las saboreo de tus labios,



Haciéndome dudar
si es que me amas



Y nadie va a
amarte de la forma en que yo lo hacía.



Todo lo que
necesito está en mi corazón y aquí en mis brazos, dicho con mi alma.



Pero la distancia
entre nosotros todavía crece y es difícil dejarse caer.



Me siento tan
solitario, añorando tus caricias



Así te hubiera
dado la bienvenida a mi corazón



Pero tú ya te
decidiste por la muerte y no por el amor



Que ha sido
separado de ti.



Con el tiempo
comenzará la guerra que empezamos,



Dado que el amor
siempre termina en lágrimas



Por lo tanto,
sigue pretendiendo,



Porque el cielo
vale la espera



Y será el final de
nuestra penitencia



Para que los
sentimientos en nuestros corazones sobrepasen la divinidad



Para preguntarle a
Dios dónde quedó la pregunta del por qué.



El mañana se ve tan lejos para
mí,



Así, escrito en
las cadenas atadas del amor



Donde tú eres el
sol que alumbra en la tumba del ayer,



De mis esperanzas
y sueños tan frágiles.



Yo seré la luna
que pinta su penumbra milagrosa y pálida.



Esa sonrisa trae
la tragedia muy dentro de nosotros



Porque estás
obsesionada con el final desde el principio,



Alimentado por el
miedo que nos mantiene separados,



Arrebatándonos un
extraño deseo que no se puede cumplir.



¿Es tan malo
sentir estas sensaciones



Que están
sepultadas dentro del dulce tormento, selladas en el ataúd de la realidad?



Mi corazón parece
un féretro vacío,



Como si fuese
enterrado vivo por amor.



Los acertijos del
lecho de rosas, en este sueño frágil,



Con miedo de que
todo permanezca igual



En este juego tan
maldito que me hace soñar contigo.



Lo hice todo por ti, ante la
crueldad de la sociedad



Que cierra las
puertas del amor contra la dicha



De un beso
perfilado en tus ojos densos de confusión.



Mientras el veneno
va alcanzando tu torrente sanguíneo,



La crueldad se
vuelve dicha y el destino deja de existir



Pero el dolor
siguió creciendo aun más que nunca,


Suavizado ligeramente en la tumba de tus labios




Que se retuercen
en tus besos.



Ahora todo lo que veo son tus
cicatrices, que sé de donde vienen.



Estas te desangran
hasta la muerte.



Sólo te veo
rogando de rodillas,



Difícilmente
caminas con los brazos abiertos pidiendo por más.



Ya lo he visto
antes,



Como cuando el
cielo se vuelve negro y el infierno en blanco,



Lo bueno tan malo
y lo malo tan bueno



Que perforó tu
alma más allá de nuestra redención.



Todo lo que
tuvimos que esperar por lo que se nos había predestinado



Y ahora es
tarde...



Tú estás tan sola
y yo listo para la caída



Y nadie va a
atajarte cuando caigas.



Yo he estado allí
antes también,



Tocando la misma
puerta del infierno



Es cuando el dolor
se torna en amor y el amor en odio.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.