Bienvenido al foro de AnimeClubCR, si eres un AniMember te invitamos a loguearte o bien si aún no formas parte de nuestra comunidad y deseas hacerlo, puedes registrarte y formar parte de ella.

Gracias por visitarnos!!
[/center]
Diciembre 2016
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031 

Calendario Calendario


No estás conectado. Conéctate o registrate

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1 El Gato de Peluche el Vie 08 Jul 2011, 11:47 am

Jose Alberto Mora Bemudez


New Animember
New Animember




EVANGELION
EL GATO DE PELUCHE

Escrito por José Alberto Mora







************************************************************************

Basado en



Neon Genesis Evangelion





Creado por Hideaki Anno/ Gainax




Un día Ritsuko fue a la casa de su abuela para buscar
entre las notas y apuntes de su madre, Naoko. Nada nuevo que ella ya sabia de
antemano pero por si en caso si aparecía algo interesante.


“Rit-chan, ¿has visitado la tumba de su madre?” Pregunto
la abuela de Ritsuko.


“No abuela. No tengo el tiempo para ir.” Dijo Ritsuko,
buscando un pretexto.


“Podrías pasar cuando vuelves a la ciudad.” La anciana
replico.


“Si, abuela.” Respondió Ritsuko mientras seguía buscando.





“Bueno, aquí no hay nada nuevo” Dijo la doctora a si
misma. Cuando sintió algo que apoyaba sobre su tobillo. Miro para abajo y vio a
su gata que acariciaba su pie mientras
caminaba alrededor de su pie. Ritsuko se agacho para rascarle detrás de su
oreja. La alzo hasta quedar al nivel de su rostro.


“Hola! ¿Cómo te haz portado? ¿Me extrañaste? La abuela me
dijo que estabas un poco enferma.”


“Miao.” Fue la respuesta del felino. Ritsuko lo tomo como
un si.


La puso sobre el piso de nuevo y la gata se fue a su
esquina a echarse junto a una caja.


Ritsuko miro a la
caja y pensó


“Que raro, no había visto esa caja antes.”


Cuando lo abrió se sorprendió, como si hubiera visto un fantasma
del pasado y tal vez lo era. En la caja estaba un gato gris de peluche grande
casi del tamaño de un niño de dos anos. Se veía viejo, usado. Le faltaba un ojo
y sus bigotes, todo remendado, especialmente uno grande que recorría a lo ancho
del peluche.


Ritsuko no daba crédito a sus ojos. Su gato de peluche que
le regalaron cuando era una niña de cuarto anos. El único recuerdo de su padre
antes que los abandonaran a ella y su madre. Recuerdo que ella creía que estaba
enterrada en su subconsciente pero que ahora surgió de nuevo.















(Escena
Retrospectiva)





“Toma Rit-chan, un regalo. Aferrase a el porque el estará
contigo en las buenas y en especial las malas.” Dijo un hombre con su equipaje
en mano.


“Crees que con dejar un triste peluche a mi hija la vas a
aliviar el dolor de que su padre la abandono!” Gritaba Naoko al hombre mientras
la pequeña Ritsuko miraba a su gato de peluche con asombro.


“Como dijiste, es su hija.” Replico el hombre cuando
entraba en el automóvil.


“Yo cumplía nada mas con mi parte, que era su
mantenimiento hasta los cuatro anos. Así que ya cumplí. Ya me voy.” Dicho esto
se fue en su auto hasta que desapareció.


La pequeña escucho
todo la discusión, corrió tras su padre, para pedirle que no se fuera “Otosan,
Otosan. No me dejes!” pero era demasiado tarde. Esa misma noche, la niña la
paso llorando aferrándose a su gato de peluche. (Otosan significa padre.)





(Fin de Escena
Retrospectiva)











Ritsuko tomo su peluche y abrazándolo dijo.


“Esa fue nuestro primera de muchas noches de lagrimas”





Al día siguiente, la doctora Akagi llego a su laboratorio
y como de costumbre encuentra todo limpio y en orden gracias a su asistente
Maya Ibuki.


“Buenos días, Sempai.” Dijo Maya mientras le alcanzaba su
taza de café.


“Buenos días, Maya.” Respondió la doctora.


Maya se sorprendió cuando vio el objeto inusual que
llevaba su maestra.


“Que lindo gatito! Es suyo sempai.” exalto la teniente.


“Eh, Oh si, es un…viejo amigo.” Contesto Ritsuko mientras
tomaba su café.


En esa instante entraba Misato, mirando el gato sobre el
escritorio exclamo.


“Que es ese muñeco tan feo?! Hay que botarlo!” De pronto
sintió la mirada penetrante de Ritsuko que le quemaba el estomago. Viendo que
cometió un sacrilegio, Misato se hizo chiquitita y salió huyendo de ahí.


“Nadie dice eso de mi gato y sigue con las botas puestas!”
Exclamaba Ritsuko a si misma, reaccionando como una niña que protege a su
juguete favorito.


Que es eso que
llevas en la mano, Maya?” pregunto curiosamente Ritsuko.


“Es un pequeño peluche que hice de la mascota de la Mayor
Katsuragi-san.” Dijo Maya sonrojándose. Ritsuko tomo al pingüino de peluche y
lo inspeccionó detenidamente.


“Nunca dejes de sorprenderme, Maya.” Ahora la Teniente
sonrojaba mas profundo.


“Sempai, …emm…dentro..dentro de dos días será su cumpleaños…y..y
quería.. quería invitarte para..para celebrarlo. Si es que… no tiene nada… mas
importante.


La petición tomo a Ritsuko fuera de balance
momentáneamente pero pensó en lo duro que su asistente trabajaba para ella.
Seria injusto despreciarla, además Misato tenia que trabajar hasta muy tarde
ese día y Kaji, casi siempre no se encontraba.


“Esta bien. Acepto su invitación. Seria interesante hacer
algo fuera de lo ordinario.” Dijo Ritsuko con una pequeña sonrisa. Maya se puso
muy contenta como una niña.


Luego se fue hacer los preparativos para la prueba de
sincronización para esa tarde.


Antes de salir del laboratorio, se encontró cara a cara
con el comandante Ikari.


“S..Señor.” Saludo nerviosamente Maya. El comandante la
ignoro, ni se molesto en verla. La
teniente Ibuki se apresuro en salir. El comandante quería los resultados de las
pruebas de sincronización e informes sobre otros proyectos. Pero algo llamo su
atención. El gato de peluche de la doctora Akagi. Lo tomo en uno de sus manos y
dijo.


“Que es esto doctora? Acaso estas convirtiendo esto en una
guardería?” Acto seguido descorazono a Ritsuko cuando vio al comandante Ikari
romper el peluche en dos, justo donde estaba remendado y lo deposito en el bote
de basura.


“Las niñerías quedan en el pasado, el presente en el
presente y el futuro en el futuro. Eres una profesional, actúa como tal. ” Dijo
fríamente el comandante y se fue.


Ritsuko recogió las dos pedazos mientras le corría una
lagrima por su mejilla.


Una remembranza muy desagradable le vino a su memoria.











(Escena
Retrospectiva)





“Ya estoy harta de tus lloriqueos con este gato!” Exaltaba
una muy furiosa Naoko Akagi a su hija adolescente, Ritsuko.


“No, Kasan! No me lo quites! Es lo único que tengo de
tosan!” Suplicaba la muchacha con lagrimas en los ojos.


“ESTOY HARTA!” Grito Naoko. Tomo al peluche lo rompió en
dos, lo tiro y salió.


La adolescente lloraba inconsoladamente. La abuela de la
muchacha trataba de darle animo.


“Que pasa mi niña? No llores es solo un muñeco. Yo te lo
arreglare, pero no llores mas Rit-chan.”
(Kasan significa madre, Tosan significa padre)





(Fin de Escena
Retrospectiva)











“Tal vez el tenga razón.” Dijo sollozando Ritsuko para si
misma. Salió del laboratorio y se dirigió a su trabajo.


Al final del día,
Maya estaba entregando su informe usual del día. Ritsuko no se encontraba así
que dejo su informe sobre su escritorio
antes de irse. Entonces vio el gato en el bote de basura.


“Esto lo tuvo que haber hecho el comandante! Uuuyyy! Ese
hombre no tiene corazón! Pobre sempai.” Pensó
Maya mientras recogía los dos pedazos.








Pasaron los dos días y Maya terminaba su informe para irse a preparar la celebración de la noche. Estaba muy entusiasmada, al fin podía salir
con su sempai. Ellas dos solamente.


“Ya terminaste Maya? Creía que ya te habías ido.” Pregunto
Ritsuko mientras tecleaba en su laptop.


“No. Tengo que confirmar unos
datos con Magi y después me iré, sempai.” Respondió en

forma entusiasta, la teniente.

“Entonces nos veremos mas
tarde, Maya.” Dijo la doctora Akagi





“Si, sempai. Nos veremos luego.”
Despidiéndose una muy feliz Maya Ibuki.

Ritsuko alzo la vista para verla
irse e hizo una pequeña sonrisa.

“Esa muchacha esta mas
entusiasmada celebrando mi cumpleaños que yo misma.” bromeo Ritsuko.

“Realmente me admira tanto?” La
doctora termino su informe y ya estaba lista para irse cuando llego el
comandante Ikari. El comandante fue directo al grano por su visita.

“Voy a visitarte esta noche.” Su
petición parecía mas bien una orden.
Antes que Ritsuko pudo hablar ya no estaba . Se fue. Ella resignada de no poder
ir, pensó en su asistente y en lo feliz que estaba.

“Pobre chiquilla, esperaba esto
con tanta ansias.” Recogió algunas cosas y se fue a su apartamento para esperar
al visitante.


Cuando llego la hora, Maya la espero en el lugar citada. Traía consigo
una caja bellamente forrada con papel de
regalo y lazos. Transcurría las horas y no aparecía su sempai.

“Ya no viene.” Dijo con gran
tristeza. Tomo la caja y se fue en el tren. Llego hasta el apartamento de
Ritsuko y deposito la caja a un lado de la puerta. Se limito a decir nada
mas…..“Buenas noches, sempai y feliz cumpleaños.”



Altas horas de la noche, un hombre
salía del apartamento de Ritsuko. No dijo nada, ni un despido, ni
agradecimiento, solo se fue. Ritsuko se asomo a la puerta y se sorprendió ver
una caja allí por su puerta. Se lo llevo a su habitación. No tenia que ver la
tarjeta porque ya sabia de quien era. Lo abrió y se quedo sorprendida. Era su
gato de peluche. Estaba como nuevo. Tenia los dos ojos, largos bigotes y su
pelaje gris estaba suave y brillante.

Sus ojos se llenaron de lagrimas y
lo abrazo como si su vida dependiera de el.

“Porque! Porque el no puede ser
como ella! Lloraba Ritsuko.

“Cálida, cariñosa, afectuosa, una
gran amiga.” Se echo a llorar sobre su cama, aferrándose a su gato. Imagen muy
repetitivo en la vida de Ritsuko Akagi.







(Escena
Retrospectiva)



La niña Ritsuko llorando sola en
una esquina de su habitación, aferrando a su gato de peluche.



La adolescente Ritsuko llorando
en medio de su habitación, aferrando a su gato de peluche.



(Fin
de Escena Retrospectiva)







Ritsuko lloraba, tendida sobre
la cama, aferrando a su gato de peluche. Lloro toda la noche hasta quedarse
dormida.





FIN

2 Comentarios finales EL GATO DE PELUCHE el Dom 31 Jul 2011, 2:18 pm

Jose A M


Invitado
Espero que les ha gustado este fanfic de Evangelion. Este
serie me ha gustado mucho desde que apareció, y escribí este fic como respuesta
a otros fics que he leído. Algunos, por no decir casi todos, siempre ponen a
Ritsuko como la mala. Ella no es mala, si realmente haz determinado la serie,
ella no es mala; mas bien el malo seria Gendo, el sedujo tanto la madre como la
hija, no para amarlas sino para sus fines egoístas. Ritsuko busca lo que
cualquier mujer o persona busca en la vida: 
Realizarse en la vida y encontrar la persona con quien compartirlo. Dar
y recibir con la misma intensidad. ¿Realmente es mucho que pedir? Yo creo que
no, pero hay malditos malnacidos que aprovecharía esto para sus propósitos, como
les sucedió a las chicas Akagi. La única persona a quien Ritsuko nunca se puso
de mal genio fue con Maya. Tomanlo como especulación o no, pero para mi, su
verdadero amor estaba mas cerca de que ella  se imaginaba, justo debajo de su nariz.


Comentarios y/o criticas constructivas siempre serán bien
recibidos


Bendiciones a todos


Jose Alberto Mora Bermúdez

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.