Bienvenido al foro de AnimeClubCR, si eres un AniMember te invitamos a loguearte o bien si aún no formas parte de nuestra comunidad y deseas hacerlo, puedes registrarte y formar parte de ella.

Gracias por visitarnos!!
[/center]
Diciembre 2016
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031 

Calendario Calendario


No estás conectado. Conéctate o registrate

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 3 de 3.]

Slash


RelaXer!
RelaXer!
LOL ya ni se que pasa en todo esto

pdsegura


RelaXer!
RelaXer!
en fin....hoshi sea mi novia!!! =D

byron


Staff AniMember
Staff AniMember
Las primeras citas representan motivo de estrés y de incertidumbre. Vístete y compórtate de la manera más natural para que proyectes una imagen casual y de seguridad personal.

Muchos se preocupan por cómo pasar la prueba de la primera cita. La clave está en la forma en que ambos se comunican, tanto con la voz como con los gestos. Ve preparado, ponte atento a las señales que envía la otra persona, pero, sobre todo, disfruta el momento.

La primera cita es sinónimo de incertidumbre y temor, sobre todo, si apenas estás incursionando en ese mundo. Sólo recuerda que si confías en ti y estás consciente de lo que puede funcionar, estarás dando un paso hacia una experiencia tranquila y feliz. Así que no dejes que los nervios te coman y pon atención a los siguientes consejos para que sepas de antemano qué hacer y qué identificar.

¿DE QUÉ HABLAR?
Una de las complicaciones más comunes es la comunicación. Es difícil conversar con alguien que no conoces mucho y no sabes si comparten temas y opiniones. En esa dificultad reside la respuesta. La tarea de ambos es la de averiguar los gustos y preferencias del otro para ver si hay puntos en común que puedan llevar esta relación al éxito.

Así que debes preguntarle sobre sus aficiones y pasatiempos como el cine, la música, la lectura, la televisión, el deporte, etc.

Una buena idea para acelerar el proceso de conocer y familiarizarse con quien sales, es hablar de anécdotas personales. Cuéntale sobre tu situación actual y pasada de tu vida, sobre todo, aquellas historias que sean pertinentes y divertidas. De esta forma, sentirán que se conocen cada vez más uno al otro y se irán acercando intelectual y emocionalmente.

Aunque tener una idea en la cabeza de los posibles temas de conversación es una buena opción, también es cierto que no debes ir con un guión preparado. Es mejor que dejes un gran margen a la espontaneidad para que la plática no sea acartonada y predecible.

¿DE QUÉ NO HABLAR?
La conversación inicial es para conocerse mutuamente, pero no de forma tan profunda como para abarcar todo. Algunas cosas se deben dejar para cuando haya más confianza.

Un ejemplo claro son las cuestiones íntimas. Temas como el sexo, los sentimientos profundos y los problemas familiares deben ser dejados para cuando la relación esté más avanzada.

Tampoco se te ocurra hablar de tus relaciones anteriores. Es un problema típico que se traiga a colación a la antigua pareja e, incluso, se compare con la que se está saliendo.
Lo único que provocas es mostrarte inseguro, incapaz de dejar el pasado y desinteresado por el presente y el futuro. Otros temas que son muy espinosos en la primera cita son los polémicos.

No te abras ni ocasiones que tu pareja se abra en temas como política, religión y moral. Si lo haces puede prestarse a equivocaciones y llevarse la impresión de que la otra persona no vale la pena.

¿CÓMO HABLAR?
Ante todo, debes ser tú mismo. No proyectes una personalidad o unos valores que no tienes porque si empiezas con mentiras, en el futuro te será difícil mantenerlas y la relación terminará en desgracia.

Adopta un tono intermedio en tus conversaciones: no seas tan serio, pero tampoco te la pases haciendo bromas. La idea no es parecerse a una estatua ni a un payaso, sino mostrar discreción con bromas ocasionales.

Las bromas son muy importantes porque, entre más hagas reír al otro, más fácil caerá en tus redes, pero no te extralimites en su cantidad y mucho menos las hagas de mal gusto.

No acapares la conversación ni tampoco te quedes totalmente callado. Un rol muy activo o muy pasivo hace que haya un desequilibrio que hará sentir incómodos a ambos.

Analiza paso a paso la plática para que sepas cuándo hablar y cuándo callar. El manejo de los tiempos es muy importante.

Sé muy amable en tu tono y has algunos cumplidos leves. Procura no sobrepasarte porque con quien sales pensará que son falsas adulaciones para conquistarlo.

LENGUAJE NO HABLADO
En el mundo del amor, las acciones y las actitudes hablan más que las palabras. Así que procura tener gestos que transmitan interés y confianza. Al mismo tiempo trata de identificarlos en la otra persona en busca de señales que te digan que la cita va bien.

Antes que nada debes comprender que la atención lo es todo. Si la persona con quien sales se da cuenta que la tiene toda, creerá que realmente te importa y que estás interesado.

Así que procura enfocarte en lo que estás haciendo. Esto significa que debes ver a tu pareja y no a nadie más. También debes verla a la cara y dar señales de que estás muy interesado en su plática.

También da y detecta miradas breves. Una mirada fija en tus ojos, con la pupila dilatada, que ocasionalmente se desvía, delata que la otra persona está muy interesada en ti, incluso es una señal de que le gustas.

Da y aprende a identificar breves contactos físicos cuando sea pertinente. Los mejores contactos son los que suceden de forma espontánea, sobre todo, a la hora de que ambos están riendo. Una pequeña palmada en la mano o en el brazo es una señal clara de que hay alguna chispa entre los dos.

Una cita perfecta
Para que todo salga bien debes tener más o menos pensado lo que vas a hacer.

Primero que nada, toma en cuenta que no todo es perfecto y que puede haber fallas en tu plan. Un restaurante cerrado o un día de lluvia pueden echar por la borda tus planes originales, por lo que debes tener un plan alternativo para que tu salida no termine por fracasar.

Como es tu primera cita, es bueno que la planees de modo que sea corta. No sabes si con quien saldrás te agradará. Así tienes la ventaja de que si te gustó pasar tiempo con esa persona pueden seguir en otro lado pero, si no, podrás irte a tu casa en un par de horas y no habrá problemas.

Escoge un lugar neutral donde se pueda platicar y ambos estén a gusto. Recuerda que el propósito principal de una primera cita es hablar, por lo que un café, un restaurante, un parque o un bar tranquilo son buenas opciones.

Ponte bien de acuerdo del lugar y el tipo de ropa que ambos usarán para que no haya diferencias embarazosas. Ya que lo hayas hecho elige tu mejor ropa para la ocasión. Si tienes algo nuevo, úsalo, te dará aún más confianza en ti mismo.

El respeto es la base de las relaciones humanas y mucho más cuando apenas están empezando. No demuestres ser una persona respetuosa con palabras sino con acciones específicas.

Sé muy puntual. Llegar tarde implica una falta de respeto al pacto que estableciste con tu pareja y significa empezar con el pie izquierdo.

Recuerda que las primeras impresiones cuentan mucho y si ésta es no ser puntual, el otro pensará que eres descuidado o que, simplemente, no te interesa.

byron


Staff AniMember
Staff AniMember
A veces resulta difícil planear las primeras citas. Por eso es mejor vivirlas como una aventura, una oportunidad de estar con una persona que, de otra forma, no conocerías.
Pasar un rato agradable con un nuevo amigo o posible pareja es muy positivo.
Siempre puedes apostar por el tradicional cine y cena, por el café o un bar. Pero hacer algo diferente puede ser mejor si pretendes conocer un poco más a tu prospecto En este caso, piensa en un lugar donde no sean constantemente interrumpidos o se distraigan fácilmente; ambos tendrán una mejor oportunidad para hablar y conocerse mutuamente.

También debes tomar en cuenta que no se puede esperar demasiado de una primera cita. Después de todo, recién acabas de conocer a esa persona y necesitarán tratarse mejor en la vida cotidiana antes de proponer algo más serio.

Luego de platicar con varios amigos y amigas que han pasado por el trance de la primera cita, aquí te ofrecemos sus conclusiones:

Qué hacer y qué no hacer

Planea una cita corta.
Empieza con un encuentro de una o dos horas. Si las cosas van bien, siempre podrás extender más tiempo la cita. No hay nada peor que planear todo un día con esa persona y darte cuenta, a los cinco minutos, de que no hay ningún futuro con ella.

Vístete adecuadamente.
No hay nada más penoso que encontrarse con que la otra persona se esmeró en su arreglo y tú no vayas vestido de acuerdo con la ocasión.

Sé puntual.
Llegar tarde en la primera cita es señal de falta de respeto (o de interés). Obtén con tiempo la dirección del lugar del encuentro, llega temprano y demuestra así, que te importa ese chico o chica que llamó tu atención.

Haz cumplidos, pero no te pases.
Unas palabras amables hacen que toda persona se sienta especial, pero no las repitas a constantemente, ya que puede parecer que estás desesperado porque te haga caso.

No te pases con los tragos
Unos cuantos drinks pueden ayudarte a relajar la tensión, pero no bebas como si estuvieras en una fiesta con tu grupo de amigos. Si bebes demasiado, lo más probable es que te pongas mala copa y eso no te ayudará en tu intento de conquista.

Deja para más adelante las conversaciones profundas.
No hables en tu primera cita de sexo, religión, política, desengaños o problemas personales. El objetivo es que la chica (o) se la pase bien.

No reveles los conflictos familiares.
Todos los tenemos y la mayoría entendemos que los asuntos de la familia también aparecen inevitablemente en las relaciones personales. Pero no te desahogues al respecto en la primera ocasión. No es el momento y puede ser interpretado por tu prospecto como signo de lo que está por venir.

No exageres hablando del trabajo
Monólogos sobre tu situación laboral, quejas sobre tu jefe y la sensación de estar estancado, no inspirarán confianza en tu habilidad para responder eficientemente a situaciones negativas de la vida.

Con las dietas no se bromea
Si no quieres salir golpeado en tu primera cita, evita hablar de dietas o del peso de la mujer que tienes enfrente, porque pudieras ofenderla. No hagas comentarios como "Ya veo que te gusta comer mucho"

No menciones a tu ex
Queda totalmente prohibido mencionar al amor que se fue. Comentarios como "a mi ´ex´ le gustaba este restaurante", no le harán ninguna gracia a tu acompañante.

No te adelantes
"Nuestros hijos tendrán tus ojos y mi boca..." ¿Ya estás distribuyendo solicitudes matrimoniales en busca del o la mejor candidata? ¿Y cuántos hijos quieres? Tranquilo (a), todo tiene su tiempo.
Y DESPUÉS DE LA PRIMERA CITA...
¿Deberías llamar o no? ¿Le habrás gustado? ¿Por qué no suena el teléfono o el celular?

Después del primer encuentro, es común que nos hagamos esas preguntas. Ahora que, si la persona no llenó las expectativas, habrá que buscar la manera más sutil de mantenerla a distancia. "¿Cómo me lo quito de encima?..." , te preguntarás.

Aquí te ofrecemos algunas propuestas, si él o ella te gustó, o si no.

Para ellos
Si consideras que esa chica es la digna merecedora de tu amor, no lo dudes: llámala. Pero ojo, trata de no ser tan obvio y deja pasar por lo menos un día. Dile que la pasaste muy bien, agradece su compañía y si sientes que ella está receptiva a una segunda salida, pues "ve al grano" y arregla el próximo encuentro.

No te muestres ansioso. Escucha antes de hablar. Estudia su tono, sus palabras, para saber si debes avanzar o esperar. Si esa chica te encanta, no dejes pasar mucho tiempo sin llamarla luego de la primera cita. Ella puede pensar que no estás interesado y simplemente, cambiar de canal. Enviarle flores, puede ser tu mejor jugada.

Para ellas
Si crees que no podrás sobrevivir a los nervios de que él no te llame en las siguientes dos horas, cálmate. Si él quedó tan deslumbrado como te pareció esa noche, no tardará en marcar tu número.

Por ningún motivo tomes el teléfono. Si bien puede sonar machista, "ellos" son cazadores por naturaleza y aman la conquista. Entonces. ¿para qué quitarles el placer?

Si pasaron dos días, él no te llamó y tú ya te comiste todas las uñas, una idea para "tantear el terreno" de manera sutil es que le escribas un atento pero casual e-mail agradeciéndole la invitación y destacando lo bien que la has pasado.

Tal vez es lo que él estaba esperando para dar el siguiente paso y llamarte.

Si no llenó tus expectativas
Sé amable y no cierres puertas. Tal vez la vida te esté regalando una hermosa amistad.

Para ellos
Si a ella le pasó lo mismo que a ti y no hay conexión alguna, no tendrás problemas. Pero si eso no es lo que sucedió, posiblemente ella te llame antes que tú; dile que has pasado un momento muy agradable y, sin mentirle, dale a entender que en esos días estarás enfocado en tu trabajo, un proyecto o un viaje. Ella comprenderá el mensaje.

Sin embargo, lo mejor sería dejar abierta la posibilidad de seguir conversando por teléfono o intercambiando e-mails.

Recuerda que bien dice el dicho: lo cortés, no quita lo valiente.

Para ellas
Si él se quedó "flasheado" contigo, no hay vuelta de hoja: te llamará más pronto de lo que crees y, por supuesto, te invitará para una segunda cita.

Mi consejo es sólo uno: no aceptes. Primero, para no crearle falsas expectativas; y segundo, después será más difícil dar marcha atrás. Agradece la invitación y dile que pueden verse en cualquier otro momento en el futuro.

byron


Staff AniMember
Staff AniMember
estos estractos que he estado presentando son parte de una serie de articulos que traduje de personas como Candace Bushnell y otra gente incluyendo mi contribucion propia espero les agrade.
30 reglas para seducir



1.- Habla, no te cortes.

No escatimes hablar, es lo más importante para cualquier seductor. Sobre todo, y al principio no hables de cosas profundas, ni difíciles, excepto que compruebes que la otra persona es una intelectual sin remedio. No hables de ti, o hazlo con mucha moderación y sentido del humor.

2.- Sentido del Humor

Hazle reír, el humor es un buen afrodisiaco. Ríete de ti mismo.

3.- Autoconfianza

Mantén un aire de seguridad y autosuficiencia, como si controlaras el mundo.

“Con todos los grandes embusteros se produce un hecho digno de notar al que deben su poder. En el acto concreto del engaño se ven poseídos por una fe la sí mismos: es esto lo que llama la atención de una forma tan milagrosa y tan poderosa a la gente que les rodea.” F. Nietzsche.

4.- Tiempos muertos

Para una seducción en punto muerto, pero que ya promete, recuerda que el primero de los afrodisiacos menores es el alcohol.

5.- Autocontrol

¡IMPORTANTISIMO! Mantén la cabeza fría (aunque todo lo demás se te caliente).

La situación en que nos hallamos cuando todavía no se han desarrollado en nuestro ánimo la alegría, el placer, la cólera o la tristeza, se denomina “centro”. En cuanto empiezan a desarrollarse tales pasiones sin sobrepasar cierto límite, nos hallamos en un estado denominado “armónico” o “equilibrado”. El camino recto del universo es el centro, la armonía es su ley universal y constante. Los Cuatro Libros Clásicos (Confucio)

6.- Hacer ofertas que no se puedan rechazar

Nunca le des la oportunidad de decir no (para que no se mal acostumbre), ve haciendo las propuestas poco a poco, de forma que no las pueda rechazar.

7.- Ocultar el juego

No enseñes todas las carta de tu baraja de una sola vez.

8.- Suspense

Muestra al principio algo de indiferencia, pero hazte notar (nadie ama lo que ignora).

9.- Hacerse indispensable

Hazte indispensable y luego quita de golpe todo el interés, cuando menos lo espere. Tras eso, aplica paulatinamente la regla anterior.

“Hacerse indispensable. Más se saca de la dependencia que de la cortesía; el satisfecho vuelve inmediatamente la espalda a la fuente. La primera lección de la experiencia debe ser entretenerla, pero no satisfacerla; así se conserva la dependencia que los demás tienen; incluso la del Rey.” El Arte de la Prudencia (Baltasar Gracián)

10.- Romper el ritmo

Utiliza la técnica del estímulo intermitente: un día dale cuerda y toda la atención del mundo y al siguiente ninguna, así en forma alterna: atención-indiferencia. No lleves ritmo en nada de esto.

“No obrar siempre igual. Así se confunde a los demás, especialmente si son competidores. No hay que obrar siempre de primera intención, pues nos captarán la rutina y se anticiparán y frustrarán las acciones. Tampoco hay que actuar siempre de segunda intención, pues entenderán la treta cuando se repita”. El Arte de la Prudencia (Baltasar Gracián)

11.- Ser impredecible

Nunca mantengas un comportamiento predecible y siempre amable, tienes que ser cambiante e impredecible.

“Confundir a los contrincantes significa actuar de tal manera que les impida mantener la mente en calma. Intenta varias maniobras según la oportunidad del momento, haciendo pensar al contrincante que ahora vas a hacer esto, después lo otro, y a continuación algo distinto, hasta que veas que empieza a estar desconcertado, y así ganar a voluntad”. El Libro de los Cinco Anillos (Miyamoto Musashi)

12.- Misterio

Emplea cierto misterio (pero no te hagas el misterioso). A todos nos atrae el misterio, es bueno emplearlo.

13.- Amagar una retirada

Cuando veas que empieza a mostrar interés simula una retirada y finge indiferencia. Este truco lo suelen emplear también ellas.

La ausencia disminuye las pequeñas pasiones e inflama las grandes, al igual que el viento apaga una vela y atiza un fuego. M. de la Rochefoucauld.

14.- Paciencia

Sé paciente, aprende a esperar y recoger la cosecha a su tiempo. Precipitarse puede llevarnos al fracaso. Hay que seguir los ritmos y los tiempos del amor.

15.- No poner todos los huevos en la misma cesta

Trabájate por lo menos dos o tres ligues a la vez, por si alguno te falla. Esto no es muy ético, pero es muy práctico, que le vamos a hacer.

16.- Constancia

No desprecies ninguna ocasión, recuerda que todas las conquistas son horas vuelo que entran en tu currículum. Con un buen prestigio de seductor, las conquistas son más fáciles.

“Hay que ingeniárselas, por encima de todo, para que cada una de nuestras acciones nos proporcionen fama de hombres grandes y de ingenio excelente”. El Príncipe (Maquiavelo)

17.- Ser realista

Más vale conquista en mano que cien proyectos… A lo mejor nos es inalcanzable la persona de nuestros sueños, pero otra persona de buen ver si que es posible el seducirla.

18.- No perder el tiempo

Inténtalo en todo momento, en todas partes, con cualquier ocasión. Nunca se sabe …

19.- Al final; el que la sigue, la consigue

Aplica la estadística: de cada cien intentos por lo menos diez tienen que ser un éxito. Con el tiempo, subirán los resultados.

20.- Atrevimiento

Sé atrevido: si lo pensaste, hazlo. No le digas: “¿te puedo besar?” ¡Bésala! ¡Mejor arrepentirse de haberlo intentado que nunca haberse atrevido!

“Creo que es mejor ser impetuoso que prudente, porque la fortuna es mujer, y se si desea dominarla, se puede ver que se deja conquistar por el audaz más que por aquellos que actúan fríamente.” El Príncipe (Maquiavelo)

21.- Amante y bandido

Es mejor tener cierto punto de sinvergüenza o pícaro que pasar por un tonto. No ser empalagoso.

En relación con las mujeres, tengo que decirte que no existe ninguna de nosotras que no prefiera un poco de trato áspero a una excesiva consideración. Ninon de Lenclos, cortesana.

22.- Retirada

Cuando nada te resulte, aprende a perder y a retirarte a tiempo sustituyendo este contacto con algún nuevo proyecto.

“Si puedes ganar la batalla, lucha; si no, retírate”. Mao Tse Tung (estrategia y táctica)

23.- Buscar el punto débil

Toda persona tiene una debilidad, encuéntrala y explótala. La mayoría de ellas sólo buscan el reconocimiento y el cariño como personas. Exactamente como tu y como yo, querido/a lector/a.

“Encontrar el punto débil de cada uno: este es el arte de mover las voluntades. Es más una destreza que determinación. Es saber por dónde se ha de entrar a cada uno. Primero hay que conocer el carácter, después tocar el punto débil, insistir en él, pues infaliblemente se quedará sin voluntad”. El Arte de la Prudencia (Baltasar Gracián)

24.- Para casados/as

Si eres un seductor casado, no recurras al viejo truco de que te llevas mal con su mujer. El seductor declara que es todo un éxito y su matrimonio perfecto, pero que ella tiene algo que ninguna tiene. También funciona con las seductoras casadas.

25.- Un poco de ética

Recuerda que el seductor tiene su ética y ellas un atávico pudor: nunca cantes a una conquista, ni hagas gala de tus proezas.

26.- Sorpresa

Ten detalles inesperados pero no la agobies con obsequios.

27.- Ser humilde

IMPORTANTE: No presumas de conquistador. Con el tiempo entenderás el por qué de esta afirmación.

28.- Romanticismo

Aparenta ser moderadamente romántico, pero nunca estúpidamente romántico.

“Un hombre razonablemente enamorado puede actuar como un loco, pero no debería ni puede actuar como un idi**a.” M. de la Rochefoucauld.

29.- Celos

Dale celos de vez en cuando, pero no te excedas.

30.- Anticiparse a la ruptura

Si tienes buenos indicios de que él/ella va a cortar la relación, anticípate y actúa tú antes.

byron


Staff AniMember
Staff AniMember
La mirada como arma para seducir
Cada vez que nuestros ojos se encuentran con los de otra persona, aunque sea durante un segundo, enviamos un mensaje. Como el primer contacto es visual, es muy importante que estos mensajes sean positivos.
Este contacto visual debe ir acompañado por una sonrisa amable. La mirada al seducir no puede ser breve. Tampoco podemos permitir que las miradas largas duren demasiado. No es aconsejable para poder ligar.
El contacto visual deberá mantenerse el tiempo que necesitamos para pronunciar esta frase: “Hola. Te he visto”
Los buenos ligones sólo miran a los ojos. ¿Por qué?

Al ligar, analizar de arriba abajo, provoca que una mujer se sienta menos persona.
Unos pechos, un trasero, pueden llamar tu atención pero no pueden mantener una conversación contigo.





El lenguaje corporal: técnicas para ligar
A tener en cuenta:

Si te inclinas demasiado hacia la persona que acabas de conocer o invades su espacio personal, parecerás demasiado agresivo.
Los brazos cruzados son una señal. Puede estar sonriendo pero si mantiene los brazos cruzados, lo mejor será que te vayas. Estás entrando en terreno peligroso.
Su posición también te da información. Si se encoge, significa que le estás aburriendo.
Si se cubre la boca mientras habla o si se toca la nariz despues de afirmar algo, tu interlocutor puede estar jugando con la verdad. Presta atención.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 3 de 3.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.